Miércoles, Julio 15, 2020

https://adefarma.es/modules/mod_image_show_gk4/cache/unete2020gk-is-134.jpglink

El Partido Popular y Unió presentan en el senado enmiendas a las propuestas afectas al sector farmacéutico

Días atrás la formación política Popular llevó a cabo la presentación de una enmienda por la cual solicita, en su apartado 1, la eliminación del límite del 10% en los descuentos actuales que se les hace a las farmacias, aunque, obliga a la llevanza de un registro mensual de tales descuentos “interconectado telemáticamente con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad”.

En su apartado segundo suprime, definitivamente, el copago hospitalario que, promulgado anteriormente, no se estaba aplicado en ninguna CCAA.

Y en último apartado, el tercero, respecto del registro de los descuentos les da a las oficinas de farmacia un plazo de 1 año a contar desde el 1 de enero de 2016 para adaptarse a esta obligación formal.

También el partido catalán Unió presentaba otra enmienda, igualmente en el Senado y sobre los presupuestos, en la que requería tanto la supresión de la discriminación positiva de los genéricos como el cambio en el pago de los precios notificados y que puedan no ser mayores que el financiado.

En una primera y breve valoración de la enmienda presentada por el Partido Popular, nos parece correcto la desaparición del límite del 10% que va a ser posible una cierta recuperación de la economía de la Oficina de Farmacia, aunque, la verdad no entendemos la obligación formal de tener que llevar un registro de los mismos, más que nada, porque no tiene ningún otro sentido que no sea el de coaccionar una práctica derivada de las relaciones entre empresas, dentro de un ámbito de libertad, tal como recoge nuestra Constitución.

Como tampoco entendemos por qué debe haber esa interconexión telemática entre nuestros equipos informáticos y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, respecto de unos datos, sin consecuencia directa para el gasto farmacéutico.

Es que, encima, se obliga a la oficina de farmacia para que en el plazo de un año adapte e implemente en su sistema informático este registro, soportando como sucede siempre (SISCATA, receta electrónica) los gastos que comporta.

No sabemos cuál va a ser el resultado final de esta enmienda que por un lado, abre un pequeño respiro económico de los farmacéuticos pero por otro, articula un proceso un tanto inquietante.

Sobre la segunda entendemos que es una situación que afecta más a la industria que a nosotros, aunque, lo del precio, ya veremos.

Enmiendas del PP Enmiendas de Unió

No tienes permisos para ver o publicar comentarios.

Colaboran con Adefarma

  • Patyka
  • Publicidad y Comunicación Online
  • Banca Pueyo
  • ONG otromundoesposible
  • PRONTUM
  • Orión
  • Abante
  • Banco Sabadell
  • Correo Farmacéutico
  • PSN
  • farmas
  • ASPIME
  • JENASA
  • Luda Partners

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Para más información consulte nuestra Poítica de Cookies.

Acepto las cookies