Miércoles, Julio 15, 2020

https://adefarma.es/modules/mod_image_show_gk4/cache/unete2020gk-is-134.jpglink

Adefarma rechaza el “estudio” de la CNMC

La semana pasada, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) publicó un Estudio sobre el mercado de distribución minorista de Medicamentos en España, que ha generado, por su contenido, otra vez una gran polémica en el sector, al haber realizado una serie de recomendaciones que, de llevarse a la práctica, supondría la aniquilación del actual modelo de farmacia de nuestro país.

Abrir Estudio

Recomendaciones que son las siguientes:

  • Eliminar las restricciones de acceso al mercado vigentes en la normativa: los módulos de población y las distancias mínimas obligatorias.
  • Se propone supresión de una serie de restricciones al ejercicio de la actividad de dispensación de medicamentos (permitir la venta de medicamentos no sujetos a prescripción médica en otros establecimientos, eliminar la reserva de actividad de las oficinas de farmacia en la venta de medicamentos no sujetos a prescripción médica a través de sitios web y permitir la venta de medicamentos sujetos a prescripción a través de sitios web, con el requisito de que la dispensación se realice por un técnico competente).
  • Respecto a las restricciones de propiedad de las oficinas de farmacia, se propone eliminar el requisito de que los propietarios y titulares de oficina de farmacia sean exclusivamente farmacéuticos colegiados y se recomienda permitir la propiedad de más de una oficina de farmacia, así como eliminar la restricción a la integración vertical de las oficinas de farmacia,  por ejemplo con la distribución mayorista, mediante la modificación normativa correspondiente.
  • Se recomienda la supresión del requisito de colegiación obligatoria para titulares y farmacéuticos en oficinas de farmacia y la eliminación de la reserva de actividad de los Colegios Oficiales de Farmacéuticos en la facturación y cobro de recetas oficiales.
  • Se propone la eliminación de otras restricciones que afectan a los horarios y publicidad de las oficinas de farmacia y a los requisitos en los concursos de méritos para la apertura de nuevas farmacias, entre otras.

No vamos a entrar a valorar en profundidad este nuevo Estudio de la CNMC, porque ninguno de los argumentos recogidos ahora, nos son desconocidos, por cuanto ya han sido no solo utilizados y planteados en anteriores ocasiones, si no, también, rebatidos y descartados, tanto a nivel normativo como social.

Pero no entramos a valorarlo, sencillamente, porque entendemos que la realidad esta vez supera con mucho a la ficción que se hayan podido construir en esta Comisión, a la que alguien importante, de una vez por todas, debería sugerirle que orientará su función pública hacia labores que reportaran, verdaderamente, algún tipo de beneficio colectivo.

Es que si no, los ciudadanos, incluidos los farmacéuticos, podríamos caer en el error de pensar que tal alto organismo, sostenido política y económicamente por todos los españoles, lejos de servir a los intereses generales, pudiera estar atendiendo a los de ciertos grupos particulares.

Tampoco pensamos que sea el momento para entrar a dimensionar, reflexivamente, las condiciones de profesionalidad, de garantía, de calidad, de accesibilidad, de solidaridad, de vocación, de equidad o de funcionabilidad, que siempre han caracterizado al modelo actual y no lo hacemos porque entendemos que el paciente-usuario es plenamente consciente de en qué circunstancias se está prestando el servicio, como lo es también de las consecuencias que pueden llegar a suceder si las recomendaciones de esta Comisión se llevarán a la práctica.

Por supuesto, somos conscientes que como todo en la vida el modelo también puede ser incluso mejorable, de hecho su capacidad de adaptación a las circunstancias y el compromiso de la profesión, han sido referencias contrastadas a través del tiempo.

Por eso sería muy conveniente que quien asume el desempeño de una “función  en beneficio de consumidores y usuarios”  evite, por los riesgos de futuro que para todos supone, estar una y otra vez cuestionando un modelo acreditado social y sanitariamente que, también, cumple con una  “función en beneficio de consumidores y usuarios” que le es asignada por el marco normativo de nuestro sistema democrático.

Reacciones

Ministerio de Sanidad 

Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos 

Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía 

Colegio Farmacéutico de Valencia 

FEDIFAR 

Comunidad de Madrid 

COF de Madrid 

No tienes permisos para ver o publicar comentarios.

Colaboran con Adefarma

  • Patyka
  • Publicidad y Comunicación Online
  • Banca Pueyo
  • ONG otromundoesposible
  • PRONTUM
  • Orión
  • Abante
  • Banco Sabadell
  • Correo Farmacéutico
  • PSN
  • farmas
  • ASPIME
  • JENASA
  • Luda Partners

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Para más información consulte nuestra Poítica de Cookies.

Acepto las cookies