Miércoles, Julio 15, 2020

https://adefarma.es/modules/mod_image_show_gk4/cache/unete2020gk-is-134.jpglink

El Tribunal Supremo estima el recurso de Farmaindustria contra el sistema de fijación de precios de los medicamentos

La Sala III del Tribunal Supremo ha anulado la disposición adicional segunda del Real Decreto 177/2014, de 21 de marzo, por el que se regula el sistema de precios de referencia de medicamentos del Sistema Nacional de Salud. El Supremo estima un recurso de Farmaindustria y declara la nulidad de esa disposición por establecer un sistema automático de precios de referencia de las presentaciones de medicamentos a tenor, exclusivamente, del precio industrial inferior al que se comercializan en otro Estado de la Unión Europea.

Ese criterio vulnera la Ley 29/2006, de 26 de julio, de garantías y uso racional de los medicamentos, pues establece un sistema de revisión de precios fuera de los supuestos legalmente previstos. Incluso admitiendo, señala el Supremo, de que se tratase de una fórmula específica de fijación del precio (no de revisión) tampoco se respetan los criterios de motivación y objetividad previstos en la ley.

La sentencia comparte con Farmaindustria que es “improcedente trasladar aritméticamente a nuestro sistema, sin más, el precio industrial con el que se comercializa la presentación en cualquier país de la Unión Europea sin valorar en absoluto las circunstancias o especificidades de los distintos países afectados y sin contemplar siquiera parámetros tales como renta per cápita, características del correspondiente sistema público sanitario o eventuales fluctuaciones del valor de sus divisas, aspectos que, desde luego, no resultan baladíes”.

Agrega que “para que una circunstancia como la que nos ocupa pudiera actuar como único parámetro de determinación del precio hubiera sido necesario, a nuestro juicio, una previsión legal al respecto. La ley, sin embargo, no contiene mención alguna a tan excepcional criterio, pues solo permite la revisión de los precios en unos concretos supuestos (revisión de actos nulos, lesividad de los anulables, revocación o rectificación, modificación cuando cambien las circunstancias económicas, técnicas, sanitarias o terapéuticas), imponiendo en todo caso a la Comisión Interministerial  de  los  Precios  de  los  Medicamentos  una  fijación  de  esos  precios  de  modo motivado y conforme a criterios objetivos.

“Entendemos,  por  ello  –concluye  la  sentencia--,  que  el  régimen  que  impone  la  disposición adicional recurrida se excede claramente de su función de colaboración y complemento indispensable de la Ley que desarrolla, pues establece un sistema de fijación o revisión de los precios de referencia (en atención exclusivamente a la existencia de un precio inferior de comercialización en un país miembro de la Unión Europea) no previsto, ni contemplado en absoluto en los preceptos legales que resultan de aplicación, pues en estos preceptos aquella determinación de los precios (sea fijándolos, sea revisándolos) requiere la concurrencia de unos supuestos entre los que no se encuentra el previsto en la disposición adicional y, en cualquier caso, la adopción de una resolución (basada en criterios objetivos y motivada) que no puede ampararse exclusivamente en una circunstancia que la ley no contempla”.

No tienes permisos para ver o publicar comentarios.

Colaboran con Adefarma

  • Patyka
  • Publicidad y Comunicación Online
  • Banca Pueyo
  • ONG otromundoesposible
  • PRONTUM
  • Orión
  • Abante
  • Banco Sabadell
  • Correo Farmacéutico
  • PSN
  • farmas
  • ASPIME
  • JENASA
  • Luda Partners

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Para más información consulte nuestra Poítica de Cookies.

Acepto las cookies